Una Navidad llena de tés.

Vaya navidades más peculiares nos esperan!

No ha sido un año cómodo para nadie, este 2020 no nos lo ha puesto nada fácil pero tenemos que confiar en que todo esto pasará y podremos volver a abrazar a los nuestros y compartir unas tazas de té en esas sobremesas que tanto caracterizan las fechas navideñas.

Por suerte el té también nos acompaña en momentos de soledad y nos ofrece un verdadero y muy importante regalo: un momento para nosotros.

Ya sabemos que el té puede tomarse en cualquier época del año y que “It’s always tea time” pero cierto es que acomodados con un placentero cojín, en el calor del hogar y con el frío tocando a la puerta, esa taza (o tazón) de té no podría ser más reconfortante. Siendo así, ¿qué tal si os presentamos a nuestras estrellas? ¡Nuestros tés e infusiones de Navidad!

Para empezar y para que comencéis a disfrutar de las ya típicas especias navideñas, (pero sin que os quiten el sueño), os proponemos nuestro Rooibos de Navidad. Con origen sudafricano, este Rooibos se acompaña de manzana, canela, cilantro, rodajas de naranja, pimienta rosa, anís estrellado y cardamomo. ¿Qué tal uno de estos antes de ir a dormir?


En segundo lugar, una delicia antioxidante con un ingrediente clásico de estas fechas: las almendras. Las podemos encontrar en turrones, galletas, en polvorones, crudas, rellenas… y, cómo no, no podía faltar en nuestro té aromatizado Navidad Verde. Como su nombre indica, se trata de una mezcla de tés verdes Sencha y Bancha de China, acompañados de rodajas de naranja, pimienta rosa, flor de cártamo y deliciosas almendras laminadas. Salud y sabor navideño ¿qué más se puede pedir?


Pasamos ahora a un té bien tradicional: el Té de Navidad. Se trata de una mezcla de tés negros de China, Ceylán y Vietnam con trocitos de manzana, pedazos de canela, cilantro, cardamomo, rodajas de naranja, pimienta rosa y clavo.

La fama de los tés de Navidad viene de la época victoriana inglesa. Durante esta época se puso de moda el famoso té de las cinco, donde la gente se reunía para tomar el té y hacer relajada tertulia mientras disfrutaban de un refrigerio. Como es lógico, este té de las cinco se convirtió en un “Christmas afternoon tea” durante las Navidades y consistía en un té negro especiado con canela y naranja que se tomaba sin leche y se acompañaba con pan de especias, salsa de arándanos, pavo ahumado y dulces navideños. Esta tradición todavía continua en nuestros tiempos en los Hall de los hoteles londinenses y americanos. No es difícil (aunque sí un poco caro) disfrutar de un té navideño de estas características en la temporada de compras navideñas en los mejores hoteles de Londres o New York.


Y, finalmente, ¿qué es lo que también caracteriza tanto estas fechas y sus costumbres? ¡Las comilonas! ¿Quién no sé ha sentido llenísimo después de una cena o una comida? ¿Quién no se ha arrepentido de ese polvorón de más? pues en el té rojo está la solución.

Los Pu-erh (o tés oscuros, fermentados o rojos) son tés que en su proceso de fábrica experimentan una post-fermentación y, con ello, se les crean unos microorganismos que ayudan a nuestro sistema con las digestiones complicadas. ¡Una maravilla! Y si lo adornamos con las ya nombradas especias navideñas, aparece ante nosotros el delicioso Pu-erh de Navidad.


Ya veis que hay un té para cada momento y que siempre es una buena ocasión para llenar la tetera y reconfortarse por dentro y por fuera. Hagamos que estas Navidades tan diferentes sepan como siempre y brindemos porque el año que viene nos traiga salud, calma y muchos abrazos.

Desde La Boutique del té os agradecemos vuestra confianza y os deseamos ¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!


¿Has probado alguno de estos tés? ¿Cuál es tu favorito? Coméntanoslo en nuestras redes sociales. Recuerda que también puedes comunicarte con nosotras a través de nuestro formulario de contacto. Estaremos encantadas de resolverte cualquier duda.

Abrir chat